Ciudades béticas

sus nombres y su significado

 

Acinippo (Ronda la Vieja, Málaga)

El final -o señala un nom. sg. de tema nasal -ô(n) de origen no céltico o bien un acus. sg. de tema -o neutro -o(m). Hay que diferenciar dos compuestos. Por una parte acin- y por otra -ippo que llamaremos respectivamente compuesto 1 y 2. No podemos saber si la antigüedad de los compuestos es la misma, es decir, que representen a una misma lengua portadora o dos diferentes (en este sentido el segundo componente -ippo sería de esperar más moderno).

El compuesto 2 -ip(p)o es bien conocida en la parte meridional de la península y se tiende a interpretar como hidronimia o bien como punto orográfico en el sentido de 'promontorio, colina'. Su origen sigue siendo oscuro. La forma "correcta" parece ser la geminada ippo frente a ipo y su origen como su etimología es también oscuro (etimológico o por acentuación). El compuesto 1 procede de acin- con infijo nasálico -in- [¿-în-?] de un tema *ak- 'piedra, afilado, cumbre' en paleo-europeo. No parece que provenga de *akwâ 'agua de la que esperaríamos ap(p)a/-aba ni del celta *ôku- 'rapido' que hubiera dado *âku-. Las formas indígenas en acca/acco está relacionadas con *akkâ 'madre'.

'promontorio afilado/de piedra' y acuerda con la descripción del yacimiento: ... El yacimiento arqueológico de Acinipo, se ubica en una gran mesa caliza de origen terciario, con una altitud media de 999 mts. sobre el nivel del mar... (http://www.turismoderonda.es/excursiones/esp/acinipo.htm)

Arua/Arva (El Castillejo, Alcolea del Río, Sevilla)

Es una claro femenino de tema -â. Conocemos otros nombre toponímicos relacionados como son Orobios, Urobios, Arobios.

Su origen puede ser vario dependiente del final -ua/-va.

Tema con sufijación -wâ:

Estaríamos ante una base hidrológia paleo-europea *awr- 'agua'. *awrwâ > Arua.

Compuesto 2 tipo -uba.

La confusión entre los sonidos entre /b/ y /w/ parece producirse en la península *kabura > Caura. úba > úa, para que ocurriese debía situarse en posición postónica u otra solución es que se estaba produciendo un proceso de pérdida de sonoras intervocálicas a la vez que se sonorizaban las sordas. La opción céltica **are-uba 'frente al río no parece probable'.

*a(w)r-úba sería algo como 'río aguas'

Arucci (Aroche, Huelva)

El final -i es frecuente en Hispania en toponimia conjuntamente con -e. El origen de esta forma es ambigua porque puede proceder de una forma de *-ya femenina o bien a partir de la declinación *-ê también femenina.

Compuesto ar- y -ucci. El compuesto 1 es también hidronímico a partir de *awr 'agua' y *wak- 'curvo, retorcido' con geminada fruto de algún tipo de acento o bien a partirde sun sufijación en -k- bastante frecuente. La opción del céltico *Are-uci > Arucci 'frente a la curva/ciudad' parece improbable.

*A(w)r-w(a)k-(k)-yH > Arwkki / *A(w)r-w(a)k-k-ê > Arukkî 'curva de agua'

Arunda (Ronda, Málaga)

Femenino en -â. Varias etimologías son posibles:

*awr-ndâ a partir de *awr- 'agua'. La sufijación puede ser fruto de una sonorización de *-nt- > -nd- ya que no es frencuente el empleo de -und- en sufijos.
*H1(o)runidâ a partir de *H1(o)runi- 'rápido, veloz' relativo a un arroyo con sufijación -d- o bien -t- sonorizado.
*H2erHunidâ a partir de *H2(o)runi- 'campo' con sufijación -d- o bien -t- sonorizados.

Asido (Medina Sidonia, Cádiz)

De nuevo nos encontramos con final en -o (nom. sg. de tema nasal -ô(n) o bien nom. sg. de tema -o neutro -o(m)). Aunque recuerde al fenicio šdn, en monedas encontramos 'šdnbl algo así como /Asidon Bal/ que en púnico debía decir 'Asido ciudad'.

Podría tener dos formas

1º) Raíz *as- 'secar, secarse' es usado en hidronimia. Son sufijo derivativo en -d- (*as-y-d-ôn > Asido) o bien en -t- sonorizada (*as-y-t-ôn > *as-y-d-ô)

2º) Como el selta *ad-sed- 'asentarse'. *ad-sêd-ô(n) > Adsido.

Asta (Mesas de Hasta, Cádiz)

Femenino en -â. A partir de *as- 'secar, secarse' con alargamiento -t-. Designaría a un 'Río Seco'

Astapa (Los Castellares o Estepa la Vieja, Estepa)

Femenino en -â. Es un compuesto de ast- y -appa.

Compuesto 1: a partir de *as- 'secar, secarse' y alargamiento -t- se refiere a algún arroyo secarno con estacionalidad en el flujo hidrológico.
Compuesto 2: -appa a partir de *akwâ 'agua' con geminada en origen *akwkwâ > appa y cambio -kw- > -p- o bien geminación posterior *akwâ > apa > appa.

Astappa 'Aguas del río Seco'

Astigi (Écija, Sevilla)

El final -i sería femenino a partir de *-ya o bien *-ê. A partir de *as-t- con sufijaciones -y-k-ya o bien -y-k-ê con sonorización de -k- > -g-. La sufijación -ik- es muy frencuente en Hispania, si existió una sufijación *-y-k-ya > -îkî sólo faltaría una sonorización para encontrar a -igî dentro del indoeuropeísmo.

Axati (Lora del Río, Sevilla)

Forma femenina en -i.

Tiene una forma sufijada en -t- que no ha sufrido sonorización por lo que hay dudas de si tiene origen en una -t- geminada *Axatti. El antropónimo Assantius (Abertura, CC) y formas como *ad-sed- 'asentar'.
Baecippo

nom. sg. tema nasal -ô(n) y nom. sig. tema -o neutro -o(m). A partir de baec- e -ippo:

Compuesto 1: Villar indicó su procedencia a partir de *gwwei- 'blanco'. Sufijado con -k-. *gwwei-k- produciría beik-.
Compuesto 2: -ippo 'promontorio, colina, torre'.

'Promontorio del Baeko' ' Promontorio blanco' 'Castilblanco

Baegenses
El elemento turdetano bae- de *gWei- 'blanco' más alargamiento en *-ko. La ciudad debió ser *Baika > Baiga > Baega.
Baelo (Bolonia, Cádiz)
El elemento turdetano bae- de *gWei- 'blanco' más alargamiento en *-lo. La ciudad debió ser *gWai-lo-m > Bailon/Bailu > Baelo (forma latina). La moneda en púnico indica b'y'l'kwn que puede entenderse como el púnico Baylo kwn 'Bailo establece (esta moneda)' aunque también es posible una lectura céltica de la forma Bailocun 'de los bailocos'. El nombre se conseva en la forma Bolonia.
BaeturiaEquivalente a la Turdetania.
Baisilus (Río Barbate, Cádiz)
La forma Besilus del río Barbate es bien conocida. *gWei- + alargamiento *-so. El Baisos, con diminutivo, Baisilos > Baesilos > Besilos.
Baitis (Río Guadalquivir)
Aunque Plinio dice que el nombre que daban los turdetanos para el Gudalquivir es Certis respaldado por el apelativo Ceretanum de algunas ánforas.

Además se ha pensado que el mitológico Tartessos (tart-/tort-/turt-) es el mismo nombre del río con *tur- misma raíz que hallamos en "torrente" y el apelativo Turdetania para la región que debe provenir de turd-.

De todos modos encontramos para la región el apelativo Baética provenientes de Baetis que es desde luego antiguo *gWei- 'claro'. Asímismo en las ciudades ribereñas se encuentran apelativos Navis (Naeva, Nabrisa), Ur- (Orippo) que parecen nombrar al río de forma diferente.
Basilippo (Arahal, Sevilla)
Contiene el elemento *gWei- 'blanco', extendido con *-s-.
Burdoga
Contrapone Burd- a conocidos bard-/burd-.
Calduba (acaso cerca de La Halduba, Utrera, Sevilla¿?)
Elemento *kal- 'que tiene manchas claras/oscuras', con alargamiento en *to + segundo elemento + uba. *Kaltuba > *kalduba. Aunque el topónimo actual presenta gran parecido no responde a lo que podríamos esperar de una evolución natural del topónimo.
Callet (El Molino Pintado, Montellano, Sevilla)
Nos encontramos con un sufijo que Villar identificó como -t hidronímico pero que parece más el fruto de una contracción de sílaba postónica bastante frecuente en la lengua indígena. *kalétis > Calet. El nombre de la ciudad debía ser *Kala/Kali (con alargamiento opcional en -t-) '(lugar con) manchas claras o oscuras', de ahí que encontremos el nombre callense. Cala, Cali, Caleti, Caletis, Calet varias formas de un misma comunidad.
Calecula (lugar ignotum)
Contiene el diminutivo indígena -kula en contraposición a la Calla de Molino Pintado (Montellano, Sevilla). De un radical en *kal- 'de manchas claras o oscuras'.
Calpe
El origen *kálipo > Calpo. La final -e es producto de la interpretatio romano o bien corresponde a una -e indoeuropea paleohispánica (quinta declinación femenina).
Camargo
Este topónimo se encuentra entre los términos de Utrera y Las Cabezas, junto al arroyo Alocaz, en una zona, que antiguamente era inundable total o parcialmente, en el año. El nombre es dudoso de conservar este nombre antiguo pero es posible, de hecho Camargo prodece de *Kat-mári-kos '(tierra) por debajo del mar, zona baja e inundable. Topónimos similares se encuentran en Francia (la Camarga francesa) y en Galicia.

Canama (ver Canania)

Canania (La Mesa, Alcolea)

Cappa (Cerro Esperilla, Espera, Cádiz)
Quizás *keu- 'curvar' y apa/aba 'agua, río'.
Carisa (Cortijo de Carija, Espera, Cádiz)
Con el elemento *kar- 'piedra' presenta un superlativo 'la más pedrosa' que presentaría otra forma en Carmo (*kárimom).
Carmo (Carmona, Sevilla)
El nombre no procede del púnico sino del IE *kar- 'piedra' con alargarmiento en -m- que bien podría ser un superlativo *kárimom > Kárimon > Karmo 'muy pedregosa'.
Cartare
Caura (Coria del Río, Sevilla)
*kábura > káura > Caura, del IE *kabura 'fuerza' o bien de *keu- 'curvar' por la curva que produce el río al paso por la localidad. El final -a conservado es Nom. sg. femenino -a más que un Nom-Acus. pl. neutro. El acento recae sobre a lo que provoca la síncopa en sílaba interior. Paleohispánico o Celta
Celti (Cerro del Calvario?, Peñaflor, Sevilla)
El nombre presenta como nota significativa un final en -i que tiendo a considerar una forma nominantiva singular femenina céltica en /i:/ larga. Sin embargo el nombre en sí es complejo porque podríamos reconstruir */káleti:/ con la conocida síncopa vocálica postónica **Cáleti > Célti. La forma Celte presentaría una -e también femenina no céltica sino nominativo singular femenino de una lengua indoeuropea paleohispánica. El elemento *kal- es frecuente en la Sierra Sur de Sevilla (Calla=Callet, Calduba) y parece por otra parte relacionado con los arrroyos de la zona.
Cempsi
Cerit (zona de alrededor de Jerez de la Frontera, Cádiz)
En origen *karétis > Cerét.
Certis (Río Guadalquivir nombrado por Plinio)
Según Liv (28,22) el mismo nombre del Baetis. Quizás *káretis > Céretis > Cértis.
Cilbus (Río Salado de Conil?, Cádiz)
Colobana
La ciudad pudo existir con este nombre puesto que col-/cal- son elementos habituales en la toponimia. Una ciudad como Coloba no sería algo extraño. Pero las inscripciones (epigráficas y monetarias) hablan de una Conoba. El apelativo -ana sería entonces error, de echo esta terminación se estaba imponiendo en el mundo rural a -aria ya en época de Plinio. Conobaria = Colobana.
Conubaria (Cortijo Palmilla-Cerro Fantasma, Cerro Mariana -Las Cabezas de San Juan-, Sevilla)
Si eliminamos el claro elemento sufijal -aria, podríamos pensar en dos separaciones:
Curense (Costa desde Sanlúcar hasta Rota-El Puerto, Cádiz)
Curetes, Curense.
Ebura (Cortijo de Évora, Sanlúcar, Cádiz)
No hay que confundir esta Ebura, con la Ippora de las monedas. El nombre parece céltico en el sengido de 'árbol de tejo' que debió confundirse con algún arbusto local.
Hispal (Sevilla)
*Ispális >Ispál indígena indoeuropea no fenicia, se relaciona con su raíz con Hispania, salvo que presentan sufijos indoeuropeos diferentes, Ispá-l-/Ispá-n-, que pese a ser pocos numerosos en Europa, tampoco son desconocido (Ispania, Ispallenses).
Ibtuci (Tejada la Vieja y luego Tejada la Nueva, Huelva)
El nombre latino transmitido es Ituci que es una clara forma contraída. Sin embargo es difícil esclarecer la forma indígena. En la moneda púnica aparece 'y'ptg* (acaso 'y'ptgr) cuya forma reconstruimos Yp·tugi-. ¿El final en -r? La forma y- recuerda al púnico 'isla, costa' no obstante lo más evidente es que estemos ante la forma con síncopa del genitivo ippi.
Ilippa (Alcalá del Río, Sevilla)

El nombre presenta dos elementos: Ili- que se ha interpretado como el elemento ibérico il-, acaso 'ciudad = *üldü- (uldinar, ildurir, ildur)'. No sería extraño que verdaderamente bajo la palabra ibérica se esconda una adaptación del IE *ºlt- que encontramos en 'alto, altitud, altura'. Podemos entender su nombre como 'Las torres del Ilis= acaso altura'.

El indoeuropeismo puede proceder de *al-/ol-/ul>il-. Más que de la forma *iri > *ili. El elemento es bien conocido en las varias Ilippa (Ilipla, Ilippa, Basilippo, ...).

*Ílippa sufrió también síncopa vocálica postónica en la forma Ílpa que debía ser la forma habitual en la lengua indígena.
Ilipla (Niebla, Huelva)
La indígena Ilípula > Ilípla > (i)Niebla.
Ilipula Minor (Cortijo de Repla, Los Corrales, Sevilla)
Nos encontramos ante el diminutivo de otra Ilippa, 'la pequeña Ilippa' supongo que en oposición a la Ilippa de Alcalá del Río, aunque no se puede saber si este diminutivo es ya indígena o bien latino. Para el origen del topónimo consulte Ilippa. El topónimo *Ilípula > Ilípla > (I)repla de donde el nombre del cortijo.
Ilpla (ver Ilippa, Alcalá del Río, SE)
Síncopa de Ílippa, la forma nativa es Ílpa con pérdida de vocal postónica, *Ílipa > Ílpa (Alcalá del Río, SE) 'las torres/los promontorios del Ili' o *Urippa > Irippa > Ilippa 'torres del río de aguas sucias= Guadalquivir'

Iporca (Constantina)

Ippo + orka
Iptuci (Cabezo de Hortales, Espera, Cádiz)
El nombre presenta homofonía con Iptugi/Ituci porque presenta el elemento -tuci que se divide a su vez en *to (demostrativo)+ *uk- en forma femenina. Lo fácil sería ven en esta palabra una forma *Íppituci que con síncopa vocálica es Iptuci. No se ha producido sonorización (**ibdugi), presenta verdaderos paralelos con Ibtuci. Curiosamente una incursión cristiana de 1133 señala que se destruyó una ciudad llamada Tucci cerca de Jerez.
Irippo (Mesa del Gandul, Alcalá de Guadaira, Sevilla)
Presenta en el nombre dos apelativos: Iri + ippo, el primero debe corresponder al río Guadaira (arabe Wadi-Ira) como bien descubrió Pascual ... Ippo nos es bien conocido en la toponimia y lo traducimos por 'torre o colina'. El nombre viene a decir 'Torre/promontorio del Ira'.

En romance *írippo > **irpo > **irbo o bien *iríppo > **iripo > **(i)repo- que no parece que se haya conservado en la toponimia moderna.
Irni (Molino Postrero, El Saucejo, Sevilla)
Posiblemente estemos ante la raíz *(a)ur- 'agua' con alargamiento en nasal y y forma femenina en -i de nominativo singular.
Lacippo (El Castillo, Alechipe, 3 km. de Casares, Málaga)
'El castillo del Lacos'.
Lacilbula (Grazalema, Cádiz)
*Laki Ilipula 'La Ílipula del Lacos' > Lacilipula > Lacilpula > Lacilbula.
Laelia (Cerro de la Cabeza, Cortijo de Soborbina, Olivares, Sevilla)
La antigua Lailia > Laelia.
Lascuta (Cerro de Gibalbín?, Cádiz)
Torre Lascutana, presenta un alargamiento en -ut-. Parece presentar un elemento *lo- inicial, más el elemento as+k- contrapuesto a os+k-. O bien el elemento único es *las- más sufijación *-ko, *lask-. Desde luego el nombre es IE y no fenicio. La moneda púnica dice claramente l'šhkwt que bien puede decir /lashcuta/ o bien presenta el femenino púnico.
Lastigi
El elemento last-/lost- más sufijación -*iko. El nombre de la ciudad es Lasti y Lastiki (sonorizado Lastigi).
Lucurgentum (Cortijo de Casulillas, Morón de la Frontera, Sevilla)
De la raíz *l(e)wk- 'claridad, luz' + *ur- 'agua' + los sufijos *ko. Los dos elementos son frecuentes en la antroponimia indígena y viene a significar 'clara agua'. El elemento -nt- puede ser latino como indígena, de tal modo habría que reconstruir no un nombre original **Lucurgon sino **lucurgenton, aunque hubiese sido más probable encontrar en lengua indígena Lucurganton.
Luxia
De la raíz *leuk- 'claro, luminosa'.
Mellaria
El nombre puede ser latino pero del mismo modo indígena. '(el lugar) más dulce'.
Munigua (Castillo de Mulva, Villanueva del Río y Minas)
Como establece Villar, posiblemente *munikuba > muniguba > Munigua. Tal vez relacionado con el nombre Minios (Miño).
Næva (Cantillana, Sevilla)
Coincide con la hidronimia Nauia y asímismo con el teófono acuífero Nauia/Nabia. La misma raíz la encontramos en las palabras *nawis "nave, navegable, naviera" que se encuentra en Nabrissa (Lebrija, SE)
Nabrissa (Lebrija, Sevilla)
Ha presentado desde siempre, gran complejidad, pero es posible emparentarla con nombres bien conocidos en la toponimia e hidronimia indoeuropea. Me refiero a su probable origen en *náwirisa compuesta de *nawis 'nave, embarcación' pero que se encuentra bien atestiguado en el río Navia y otras divinidades acuáticas. En concreto encontraríamos *navis más sufijo -ri 'naviera' (habitual por otra parte) y todo el conjunto en comparativo -isa, con significado de '(el lugar) más navegable'. El río Guadalquivir presenta igual denominación en la ciudad de Naeva, al norte de Sevilla.

La evolución posterior es cómoda: *náwirisa > *nawrisa > Nabrisa > Nebrixa > Nebrija > Lebrija.

La moneda de Nabrissa dice n'b' que podemos entender como el nombre sin alargamiento Nab(i)a. o lo más probable bajo el púnico n'b'(l) que se lee Na(brisa) Ba(l) 'Nabrisa Ciudad'.
Oba (Jimena de la Frontera, Cádiz)
Significa río. En las monedas con lengua fenicia se escribe bw'b'n o bw'b'l que dice /b-wban/ 'para Oban'.
Obulcula (La Monclova, Fuente de Andalucía)
*Uba + diminutivo indígena + *ko + diminutivo latino. 'Arroyo'
Ocurri (Ubrique, Cádiz)
Elemento *uk- 'curvar o vicus' + *ur- 'agua'. Sufijación -i nominativo singular. *ukurri > Ocurri.
Oducia (Lora la Vieja, Sevilla)
El único elemento seguro es el sufijo *-ko-; sin embargo od- es oscuro aunque encuentre ejemplos en /a/ con ad- (que recuerda a la preposición) (Adua, Adoba, etc.). Quizás contenga un segundo elemento *uk- que indica 'curva' o bien 'vicus'.
Olaura (Lora de Estepa, Sevilla)
Quizás *olabura ya que el diptongo au no suele conservarse en lengua indígena. Existe Alaba, Alabus, Alabares, ...
Olba
El bronce de Ebora menciona un pago Olbensi. El nombre del lugar sería Ól(u)ba relacionado con términos como Aluba, Alaba.
Olontigi (Aznalcázar, Sevilla)
Ol-/Al- más sufijo -nt- y *iko (en femenino -i). La ciudad Olonti, Olontiki (con sonorización Olontigi) es una misma comunidad. La forma púnica que encontramos en las monedas es l'nt aunque presenta dificultades de interpretación. Es extraño que si la -i final de las ciudades representa un elemento púnico no se indique en las monedas de forma l'nty 'los olontanos'. El nombres en sí vacila enter Olont(is), Olonti, Olontigi.
Onici (Las Angulas, Casariche, Sevilla)
El primer elemento *Ona- que se contrapone a *Ana. La forma Oniki se ha podido sonorizar como Onigi que Plinio pudo confundir como Oningi. La -i es femenizante (celta).
Onuba (Huelva)
*Onuba > Uenba > Uelba. 'Río Ona/de Onos'.
Orippo(Torre de los Herberos, Dos Hermanas, Sevilla)
El nombre prode de indoeuropeo *(a)wer-/(a)ur- 'agua, río, corriente' que tenemos en nuestra palabra "orina" del latín urina. El apelativo Ori- significaría 'agua sucia o agua que transporta material arcillo', el otro apelativo es ippo(n) nom.-acus. neutro de tema -o. Orippo(n) hay que entenderlo como 'La Torre del Río de Aguas Sucias', sin duda tal río es el Guadalquivir por su tono. La caída de -n puede explicarse como producto de la evolución lingüística (como en galo tardío), aunque prefiero verlo como interpretatio romana.

El nobre indígena pudo comenzar por /o:/ una o larga de la evolución *awr- > **o:r-, ya conocida en las inscripciones del SO. En romance debía encontrarse **ó:rippo > **órpo > **órbo. Sin embargo aún la coincidencia entre Herberos y Orbo, el nombre actual debe entenderse como una casualidad más dentro de la toponimia.

Osset (San Juan de Aznalfarache, Sevilla)

El elemento *os- es frecuente en la forma *ast- (Astur, Astappa) pero del mismo modo en la forma *ost- (Ostur, Ostippo ). Sin embargo parece más probable su origen de *Oupseti > Oxeti 'la elevada', de su emplazamiento en zona alta, en concreto en el Aljarafe, zona de montes altos frente a Sevilla. (San Juan de Aználfarache, SE)

Ciertamente la incertidumbre está en el sufijo -t que encontramos aquí y en Callet que Villa identifica como sufijo hídrico. Prefiero entender a este sufijo como la abreviación de un nominativo *ossétis > Ossét o forma adejetival.

Ostippo (Estepa, Sevilla)
El elemento ost-/ast- con ippo. 'La torre de Ostos'. El acento recaía sobre la i: Ostíppo.
Ostur
Más que un nominativo singular en -r, Ostur presenta un típico final que se encuentra en las inscripciones del SO. La ciudad debió llamarse en origen *Ostúris > Ostur. Presenta el primer elemento ost-/ast-. Hay un equivalente Asturis (Europa).
Osqua (posiblemente en la provincia de Málaga)
En Plino (III, 3, 10). Sin embargo hay un topónimo musulmán en la princia de Sevilla: aloscua que da a entender al-osqua.
Ovesci (lugar ignotum)
La moneda púnica presenta wšhkn que leemos como /oskan o bien wšhky /wski/. La forma latina puede venir de la forma Oska tan habitual en la toponimia Oski > Ueski quizás con diptongación. También es posible una forma Oba+ski 'del río' > Ueski.
Saguntia(provincia de Cádiz)
Con el radical *sag-. Se conserva el topónimo en la forma Baños de Gigonza.
Salpensa (Cerro el Casar, Utrera, Sevilla)
Del indoeuropeo *sal- 'agua estacionaria, mar, sal'. El nombre original debió ser **Sálippa con acento en sílaba inicial, lo que provoca síncopa en la sílaba siguiente, de forma que encontramos Sálpa. La forma -ensa, -ense que se le une, es acaso una simple forma adjetival latina que se fosiliza en el nombre. La forma indígena podría recoger un nom-acus. plural neutro, Ippa 'torres, fortalezas, cabezos o promontorios' con el significado 'Las Torres/colinas de Sala o Salos'. Sin duda relativo a las aguas salitrozas de la zona o pozos como Valcargado. Otros lugares conocidos relacionados con el nombre son Salaria (Úbeda la Vieja). y Sala mencionada por ....entre Iptuci y Nabrissa (o bien es la misma con error en la localización o bien es otra Sala). No se conserva su nombre en la toponimia moderna porque en época islámica se cambia por el de la fortaleza Fahs-l-Qasr (de importancia puesto que es capital del distrito de Fahs) de donde procede el apelativo altual Cerro del Casar. Paleohispánico ó Paleohispánico + Celta.
Saepo (Cerro de La Botinera¿?, Algodonales, Cádiz)
*saippo > Saeppo.
Saudo
Quizás de *seu- 'exprimir, sacar un líquido'. El diptongo au es extraño puesto que en la lengua del SO evoluciona a /o:/ una o larga. Quizás lo que verdaderamente se esconda aquí sea un *Sabudo > Saudo.
Searo (La Torre del Águila, Utrera, Sevilla)
IE *seh2ron > searon > Searo(n), relacionado con bastante hidronimia europea (Sara, Sura,...) presente hiato típico de las inscripciones del SO. Quizás relacionado el castellano "susurrar" deslizar suavemente. Paleohispánico o Celta.
Segida (Cerro del Castillo, Gerena)
El elemento seg- se ha querido ver un elemento céltico. En una moneda encontramos Segeida.
Singilia Barba (cerca de Antequera, Málaga)
Plinio (III, 3,10).
Singilis (pago Singiliense, cerca del Genil)
El río Genil y un pagus.
Ugia (Las Torres de Alocaz, Utrera, Sevilla)
Tiene dos etimologías posibles desde el indoeuropeo. El nombre árabe parece una confusión con el nombre indígena, *ukya > al-uki-at > Al-ocu-az pero encuentra el inconveniente que no se produce palatización (como me hizo ver Pascual ...) de todos modos sigo incistiendo en la demasiada casualidad del término. El acento se encontraba en inicial absoluto Úkia y se regía por el tema -a femenino. Paleohispánico.
Ventippo (La Atalaya, Casariche, Sevilla)
*went- + *ippo.
Urion (el Río Tinto, Huelva)
De la raíz *ur- 'agua'.
Urso (Osuna, Sevilla)

*ur- 'agua' + -*so (sufijo). La forma indígena de las monedas Ursone parece dativo/ablativo -e de un tema en nasal *Ursonei > Ursone. La forma indígena por tanto debía ser Ursu (nominativo singular).

 

 


Hidronímia antigua

Estos son a grandes rasgos los nombres con el que en época prerromana se conocieron los arroyos de la zona:
Ar-/Or-/Ur- (=¿Ir->Il-?).
Designa a una corriente que arrastra sedimentos y que por ello esta sucio. Es el nombre más habitual del Río Guadalquivir, como lo es del Guadaira (que como descubrió Joaquín Pascual Barea) conserva en su terminación el nombre antiguo.

Kal-
designa a la fortaleza de los arroyos, sobre todo al Salado en su curso alto

Naev-
De la raíz *naw- designa a una zona como navegable, se encuentra en Naeva y Nabrissa

Sala
nombre del arroyo Salado o bien de los pozos de agua salobre de la zona

Saro(n)
Nombre del arroyo Salado por lo menos en su curso medio y bajo

Uba
Posiblemente designe a 'agua, río'

Urk-/Urg-
'agua, arroyo' en Luc-urg-entum

 


 

Imprescindible para el interesado en estos estudios, es la obra de Francisco Villar, Indoeuropeos y no Indoeuropeos en la Hispania Prerromana. Ediciones Universidad Salamanca. Salamanca (2000). En la toponimia encontramos a veces elementos que contrapone a/o=u tal y como descubría Villar.

El final -i se puede entender de muchas formas: